Are You New User

Los hábitos que deberías introducir en tu vida diaria para descansar el cerebro Tuesday, 28 February 2023


Cada día somos más conscientes de la importancia de la salud mental en nuestra vida diaria y eso nos lleva a tratar de cuidarla en todo lo posible. Sin embargo, no siempre es sencillo y buena parte del problema radica en la constante actividad cerebral. Pero varios estudios han demostrado que permitir que el cerebro descanse es fundamental en diferentes facetas de la vida, desde la toma de decisiones a la memoria o la motivación.

Pero, ¿cómo podemos hacer descansar a nuestro cerebro? Se trata de un órgano complejo que está creando conexiones neuronales constantemente y que no podemos apagar o encender a nuestro antojo. Por eso, algunos expertos apuntan a sus trucos para conseguir que el cerebro se relaje y pueda tomarse un respiro, hábitos que deberíamos introducir en nuestra vida para mejorar nuestro día a día.

Foto: Fuente: iStock
Cómo decide realmente tu cerebro lo que tiene que pensar

Algunos consejos son puramente físicos, como apuntan los expertos de Select Health. Así, es fundamental priorizar el sueño, durmiendo un mínimo de 7 horas diarias, pero también hay que conseguir pasar un tiempo al aire libre, al menos 20 minutos que podamos dedicar nuestro bienestar emocional respirando aire puro, lo que, además, nos ayudará a concentrarnos y focalizar nuestro trabajo o quehaceres diarios.

Cómo descansar el cerebro

Otros expertos también recomiendan cambiar las rutinas del día a día, introduciendo algo nuevo para que el cerebro no se acomode. Podemos hacer un deporte que no hayamos practicado antes, intentar resolver pasatiempos que nunca hayamos probado o, incluso, adoptar a un perro para salir de nuestra zona de confort. El cerebro se adaptará a esas nuevas situaciones, haciendo que se resetee y facilitando el bienestar cerebral.

La ciencia no descansa a la hora de entender cómo funciona el cerebro (iStock)
La ciencia no descansa a la hora de entender cómo funciona el cerebro (iStock)

Pero, además de estos factores externos, también podemos implementar otra serie de soluciones a nivel interior. Uno de ellos es reunirnos con nuestro cerebro 30 minutos cada día, un ejercicio que propone Jade Wu, doctora especialista en medicina del sueño, en el podcast Savvy Psychologist. El objetivo es planificar el día a día y ocuparnos de las tareas pendientes o preocupaciones para que, cuando llegue la noche, los problemas no nos molesten. Cuando acaben esos 30 minutos es momento de hacer borrón y cuenta nueva; cualquier otra cosa que surja después, debemos aplazarla a la "reunión" del día siguiente.

En el libro ’ Neurociencia del cuerpo: Cómo el organismo esculpe el cerebro ’, la neurocientífica Nazareth Castellanos explica que "en un año respiramos más de 7 millones de veces, pero nos sorprendería saber el bajo porcentaje de respiraciones de las que somos conscientes o hemos controlado a voluntad". Por eso, apunta a la necesidad de controlar la respiración y saber respirar, fundamentalmente por la nariz, porque "la respiración influye en la capacidad de memorizar, recordar y aprender porque impacta en el hipocampo e influye en la dinámica neuronal y la nariz prepara el aire para que pueda penetrar de forma saludable en el cuerpo".

El cerebro está creando conexiones neuronales constantemente, por lo que no lo podemos apagar o encender a nuestro antojo

Dormir bien, salir al aire libre, reunirnos con nuestro cerebro o saber respirar son algunos de los trucos para descansar el cerebro… pero no los únicos. Catalina Hoffmann, experta en estimulación cognitiva, ha creado su propio método en el que busca beneficios físicos, cognitivos, neuropsicológicos y sociales a partir de la neuroplasticidad cerebral. Y parte de esa estimulación se produce gracias a la música binaural.

Tal y como recoge Vogue, Hoffman explica que "la música binaural nos permite descansar al escuchar tonos de frecuencia ligeramente diferentes en cada oído, e inciden sobre el cerebro de manera directa, modificando nuestro estado de ánimo". Se trata de sonidos generados por dos tipos de frecuencias sonoras diferentes y que se pueden encontrar fácilmente en cualquier buscador. La sensación de tridimensionalidad que aportan ayuda al cerebro a relajarse y a descansar de su incansable trabajo diario.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact